trabajar-como-escort-masculino-

Trabajar como escort masculino en Madrid. Todo lo que debes saber

¿Crees que podrías trabajar como escort masculino? No es tan fácil como imaginas. Muchos creen que basta con ser guapo. Pero se valoran más aspectos. Te contamos más acerca de cómo trabajar como escort masculino.

¿Qué tengo que saber para trabajar como chico escort premium time?

Cada vez son más los hombres que se preguntan cómo trabajar como pareja escort. Es una de las profesiones que más popularidad está adquiriendo. Pero eso no quiere decir que trabajar como chico escort premium time sea llegar y besar el santo. Como todo oficio tiene sus requerimientos.

Lo principal es que tengas claro el concepto de escort masculino. Algunos emplean el término gigoló y el de escort indistintamente. Pero lo cierto es que gigoló está asociado a otro tipo de servicios más vulgares que los que se ofrecen al trabajar como escort masculino.

Un gigoló generalmente se dedica exclusivamente a prácticas que tienen que ver con lo sexual o erótico. Sus tarifas son más bajas que las de un escort masculino. Tienen buen físico para seducir a primera vista. Su actitud es más bien chulesca. Y no buscan conversación alguna con la clienta. Sólo quieren ir al grano. Por lo que su actitud es más chabacana que la de un escort masculino.

El escort masculino sin embargo tiene que tener algo más que una buena fachada. No significa que no sea importante ser guapo o atractivo. Al revés. Pero nos referimos a que hay que complementar esa imagen con algo más. Para trabajar como pareja escort hay que tener cultura. Saber estar. Modales exquisitos. Y hasta ser elegante en el vestir.

Las mujeres que buscan escorts masculinos habitualmente están entre los 35 y los 55 años de edad. Y tienen una buena posición económica. Empresarias españolas o extranjeras que están de paso, ejecutivas, algunas que tienen algún problema físico, las que están solteras… Pero todas buscan lo mismo a la hora de contratar un hombre de compañía: que las llene más allá de la cama. Por eso para trabajar como chico escort tendrás que ocuparte primero de ti.

escort-masculino-1

Servicios que puede incluir el trabajar como escort masculino

Al menos un 50% de estas mujeres de alto nivel que buscan escorts masculinos quieren el servicio de compañía. Que a priori puede sonar al más sencillo. Pero no lo es.

El servicio de acompañamiento consiste en que una de estas damas requiere un hombre para asistir a algún lugar con ella. Generalmente se trata de un compromiso o reunión social. Necesitan que ese escort masculino que piden esté perfectamente a la altura de las circunstancias. Que sepa codearse con los de su entorno elitista. Y que sobre todo la deje en buena posición. Ya que una de las cosas que buscan al pedir un escort masculino es mantener su estatus. De ahí que el acompañamiento no sea tan fácil como parece. Requiere de estar informado de la actualidad y de mostrar siempre tu mejor cara hacia los invitados.

En la línea del anterior pero con otros matices está la Boyfriend Experience (BFE). Se trata de señoras solteras que buscan una ‘pareja’ temporal. Es decir, que un escort masculino actúe como si fuera su novio durante las horas o días solicitados. Frecuentemente lo que quieren es sentir romanticismo porque llevan mucho tiempo solteras.

Y hablando de sexo. Por supuesto que al trabajar como escort masculino también habrá veces que las mujeres quieran servicios eróticos. 

El más light es el de los besos en la boca. A veces está incluido en la Boyfriend Experience (BFE). Y otras lo piden como preliminar del coito. Al igual que ocurre con el sexo oral. Muchas mujeres desean experimentar un buen cunnilingus. Especialmente si hasta entonces han dado con hombres que no se han aplicado lo suficiente.

No olvides que existe la posibilidad de que sea otro hombre el que reclame tus encantos. Lo más probable es que de ser así, éste demande el sexo anal

escort-masculino-2

¿Cómo trabajar como pareja escort? ¿Agencia o independiente?

De ti depende delimitar bien qué prácticas quieres ofrecer y cuáles no. Al margen de si empiezas siendo independiente o te afilias a una agencia. 

Siendo independiente estableces tus propias tarifas pero corres más riesgos. Y a la larga se trabaja menos. Mientras que en agencia te suelen garantizar un mínimo de trabajo mensual. Se llevan su comisión. Sí. Pero se encargan ellos de promocionarte y anunciarte en páginas de contactos. Y corre por su cuenta el pagar un precio para que tu posicionamiento sea de los primeros frente a otros anuncios.

Existen agencias para trabajar como escorts masculinos muy bien valoradas. Al igual que las hay de prestigio dedicadas a chicas escorts como Enigma Escorts. No obstante, quizá una agencia femenina tenga enlace con otras agencias masculinas. Por lo que a lo mejor te pueden echar una mano. 

A veces viene bien también probar los servicios de una escort femenina y hacerte a la idea de cómo funciona el sistema. ¿Te atreves hacer el tester? 

Contacta con Enigma Escorts y pide información. ¡Trabajar como escort masculino está en tus manos!