femdom

Femdom: ¿Qué es y cómo ser una de ellas?

¿Te sientes atraída por ser una femdom? Puede que no tengas claro del todo qué es exactamente. Nosotros te lo explicamos y te damos algunos consejos por si te atreves a ser una de ellas.

¡Quiero ser una dominatrix! ¿Qué tengo que saber?

Seguramente has llegado hasta aquí porque te interesa el mundo BDSM. Estas siglas significan Dominación, Sumisión, Bondage y Sadomasoquismo. Por lo que la principal idea de las praxis que engloba el BDSM en términos generales es la de establecer roles. Estos son: uno o una manda y el otro u otra obedece. Se parte de este concepto y el BDSM deriva en numerosas ramas.

De esa base nacen los papeles de femdom, dominatrix o mistress y el de esclavo/a o sumiso/a. Pero ¿Qué es exactamente una femdom? Aunque veces empleemos femdom Madrid, dominatrix o mistress indistintamente, existen matices por los cuales se diferencian unos de otros. 

Dominatrix, domme o trix es un individuo que tiene una personalidad en la que predomina el autoritarismo. Dicho aspecto de su forma de ser es llevado al terreno sexual de forma controlada. Es decir, es aquel o aquella que ejerce un poder significativo en la cama e impone mandatos a otro u otra que ha de cumplirlos sin rechistar como parte del juego erótico.

Una mistress pasa por ser dominatrix porque posee dicho afán de control. Pero ha alcanzado el título de mistress porque digamos que se lo ha ganado. La persona que ostenta esta categoría es porque ha vivido, en la mayoría de casos, al menos 7 años como esclava. Ha conocido desde dentro cómo actuar a la hora de ser dominante. Y por tanto han sido otros/as dommes los que han decidido concederle la jerarquía de mistress. Así que podría considerarse que una mistress tiene una connotación superior a la de una simple dominatrix o incluso femdom.

La femdom es igual que una dominatrix. Pero su ideología varía ligeramente. La femdom Madrid opina que tienen derecho inherente a mandar sobre cualquier hombre por su naturaleza de haber nacido mujer.

femdom Madrid

Personalidad y servicios que ha de ofrecer una femdom Madrid

¿Te ha convencido lo que has leído hasta ahora y sigues empeñada en ser una femdom? Pues lo siguiente que debes hacer es una evaluación personal. Hacer un análisis de cómo es tu carácter.

Una femdom tiene que ser una mujer fuerte. Sentirse poderosa y estar muy segura de sí misma. Considerarse imperativa y a la que le guste liderar. Estar liberada de prejuicios también es importante. Ten en cuenta que en el BDSM se viven cosas muy fuertes para quien está acostumbrado al sexo tradicional.

Ha de haber estado involucrada previamente en alguno de los ámbitos del BDSM. Esto es esencial porque si no, puede ser un shock empezar desde cero siendo femdom Madrid. Además a veces se corre el riesgo de sobrepasarse. Una femdom no sólo tiene que ser controladora. También tiene que ser comprensiva y atenta para estar pendiente de las necesidades de su compañero. Es vital que se tenga en cuenta que en el BDSM NO TODO VALE. La pareja ama-esclava se pone de acuerdo previamente antes de hacer nada.

Si consideras que reúnes esos requisitos, ahora te queda la estética. Vestir acorde a las situaciones es fundamental. Disfraces, máscaras y trajes de cuero o látex, medias, rejilla, tacones altos… Todo tipo de elementos que impongan.

Los accesorios te vendrán fenomenal. Las fusta o látigos para castigar. Las paletas de spanking para azotar a tu compañero. Cuerdas para hacer bondage o es posas para inmovilizarle. Los tacones son un accesorio en sí. Te servirán para servicios fetichistas o trampling. Es decir, para que te los laman o para que pises a su dominado con ellos.

El facesitting también es muy habitual. Sentarte sobre la cara de tu esclavo para que te dé placer sin que reciba nada a cambio. Es compaginable con la lluvia dorada.

femdom en Madrid
High Heeled Shoes High Heels Fishnet Stocking Red

¿Dónde puedo ser una femdom en Madrid?

Lo ideal es que para ser femdom te busques una agencia. En Enigma Escorts te sentirás segura. Porque en el BDSM es considerable trabajar en un espacio que sientas como tu área de confort. 

A veces cuando se es femdom en Madrid se corren riesgos. Piensa que puedes encontrarte clientes de todo tipo. Y en ocasiones no sepas cómo abordar la situación si se han excedido. Lo cual no es habitual. Pero puede suceder y has de contar con ello para estar prevenida. Por ese motivo, especialmente la primera vez que se es femdom se recurre a trabajar con agencia. 

En Enigma Escorts tendrás tu intimidad y tu independencia para escoger cómo trabajas. Pero también compartirás espacio con otras mujeres que ejercen igual que tú. Así que te sentirás respaldada estando rodeada de personas que te comprenderán. Y con las que podrás intercambiar experiencias o anécdotas tranquilamente.

Nuestro chalet relax vela por tu privacidad. Por lo que no tendrás que preocuparte si no quieres que tu familia o allegados sepan dónde trabajas. 

Otra ventaja es que nosotros mismos nos encargamos de tomarte fotos profesionales y de la promoción. De esta manera nos aseguramos de que los clientes te lluevan. Pero eso sí. Tú siempre tendrás la última palabra de a quién o no dejarás disfrutar de tus servicios de femdom Madrid.

¡Contáctanos y conviértete en la mejor femdom de Madrid en Enigma Escorts!