experiencias-con-escorts

3 experiencias con escorts en Madrid

A algunas personas les falta un pequeño impulso para probar ciertas cosas. Es lo que suele ocurrir a la hora de degustar prostitutas de lujo. Muchos lo están deseando pero les falta saber más para atreverse. Por eso te contamos algunas experiencias con escorts.

Mi experiencia con una escort me hizo repetir

Yo siempre he sido un hombre muy sociable. Nunca he tenido problema para conocer gente. Tengo madera de líder en un grupo social. De hecho monté mi propia empresa a una edad temprana para aprovechar esas capacidades de liderazgo. Y en general me ha ido bastante bien con ella.

Lo que nunca me ha funcionado del todo bien ha sido el amor y el sexo. A pesar de ser extrovertido, me ha costado relacionarme con las mujeres. Cada vez que me siento atraído por alguna me pongo nerviosísimo. Y acabo actuando de una forma extraña. Ahora tengo 54 años. Pero lo saben hasta los que compartieron instituto conmigo. Siempre ha sido motivo de risas.

Aun así he estado en algunas relaciones pasajeras. Y a estas alturas no me interesa tener nada serio. Pero me encanta el sexo. ¿A quién no? El problema es que a estas edades cuesta encontrar a mujeres que sólo busquen sexo esporádico como yo.

Hace 3 meses fui a un evento. En un momento dado en el que fui a pedir una copa se me acercó una dama. Algo más joven que yo, pero madurita. Inició ella la conversación conmigo. Y supo conducirla de tal manera que me sentí extrañamente cómodo.

Avanzó la velada y le pregunté si había forma de invitarla a algo en otro momento. Se río y me dijo “claro, es mi trabajo. Soy escort. Puedes invitarme al salir de aquí si quieres”. ¿Cómo no me había dado cuenta antes? Quizás experiencias con escorts son lo que necesitaba. 

Me atreví a irme con ella y mi experiencia con una escort fue increíble. Desde entonces me he dado cuenta de que lo tengo fácil. Puedo tener sexo con mujeres extraordinarias sin tener que pasar por el trago de salir a ligar.

Chicas-para-hacer-trios-madrid-6

Las experiencias con escorts lesbianas ayudan

Mis experiencias con escorts lesbianas siempre han ido sobre ruedas. Mi nombre es Laura y tengo 32 años. Mi familia y mi círculo de amigos son bastante conservadores. Trabajo en una oficina y por desgracia oculto mi orientación sexual. No me atrevo a salir por locales específicos. Ni a hacerme perfiles en apps. Me da miedo encontrarme a alguien de mi entorno o que me reconozcan. 

Gracias a mi experiencia con una escort lesbiana se me abrió todo un mundo nuevo. Sólo había intercambiado unos cuantos besos con otra mujer hasta entonces. Pero el pudor y el miedo me podían. No saber ‘cómo hacer las cosas’ me bloqueaba totalmente.

Descubrí los servicios lésbicos de prostitutas en una web llamada Enigma Escorts. Llamé y me explicaron cómo funcionaba. Me dieron la opción de que la chica viniera a domicilio para sentirme más cómoda. Y así fue.

Gracias a aquella mujer mi experiencia con una escort fue inolvidable. Me desinhibí y experimenté cosas que no había probado hasta entonces. Ahora disfruto del sexo lésbico sin tabúes con escorts siempre que me apetece.

Ninguno de mis conocidos sospecha nada. Y aunque me parece muy triste tener que andar ocultándome, para mí las experiencias con escorts son mi salvoconducto. 

escort-para-trio

Experiencias con escorts que han salvado parejas

Soy Mario. Un hombre casado de 43 años. No me importa hablar de mis experiencias con escorts porque para mí ha habido un antes y un después en mi matrimonio. Me gustaría que mi experiencia con una escort ayudara a otras parejas.

Llevo 20 años casado. Mi mujer y yo habíamos perdido la pasión hace tiempo. Ambos queríamos innovar. Pero no nos atrevíamos a decírnoslo. Tampoco se trataba de ponernos los cuernos a escondidas. 

La situación y el aburrimiento se volvieron tan insostenibles, que acabamos hablándolo. Llegamos a la conclusión de que nos vendría bien probar algo nuevo. En vez de que cada uno tuviera sexo por su lado pensamos “¿Por qué no incorporar un tercer miembro a nuestra cama?” A mí me daba un morbo tremendo ver a mi pareja magreándose con otra. Y a ella también le ponía la idea de ‘compartirme’.

Decidimos contratar a una escort. Y elegimos juntos a una mujer de la página de Enigma Escorts que nos gustó. 

Apareció la chica exuberante tal y como la habíamos visto en las fotos. Empezamos tomando algo porque estábamos algo nerviosos al principio. Pero enseguida la escort supo cómo tomar las riendas de la situación. Nos excitó a uno y otro y acabamos haciendo un trío de película.

Reavivamos la llama de tal manera que hemos continuado con esta fórmula. Si no fuera por estas experiencias con escorts, quizá nuestra relación se hubiera ido al garete.

Ven a vivir tu propia experiencia con una escort en Madrid

¿Te gustaría vivir tus propias experiencias con escorts como ellos? Tú también tienes derecho a cambiar tu manera de ver el sexo

Sea cual sea tu motivo, en Enigma Escorts lo tienes fácil. Puedes visitar este link y ojear el catálogo de chicas. O detenerte en leer los servicios que se ofrecen. Así sabrás cuál es el más adecuado para ti de antemano.

¡Contacta y podrás decir “mi experiencia con una escort ha sido fascinante”!